Cuídate de estas 5 lesiones en los pies y tobillo

Blog-Redica-Pie-y-Rodilla (3)

El tobillo y pie son partes elementales de nuestro cuerpo.

Proporcionan una base estable para estar de pie, así como amortiguar las fuerzas generadas durante la caminata.

Es común encontrarse en situaciones donde se siente un dolor agudo en la planta del pie o al flexionar el tobillo, sin saber con exactitud cuál es la causa.

El dolor en estas zonas representa el 20% de las visitas a nuestro especialista.

¿Cómo se llega a un diagnóstico?

Para identificar la fuente del dolor, es necesario proporcionar los siguientes datos a tu especialista:

  • La localización.
  • El inicio del dolor.
  • La acción que lo detona.

Estos elementos son clave a la hora de llegar a un diagnóstico.

Además, un examen físico y de la marcha son imprescindibles para detectar irregularidades en tus pies.

Padecimientos más comunes que pueden presentarse en tus pies o tobillos

1.- Esguince de tobillo

Es la lesión más frecuente y ocasionada mayormente por un movimiento forzado del pie en inversión.

Representa el 75% de todas las lesiones del tobillo.

La mayoría de los esguinces agudos tienen buen pronóstico, independientemente de su gravedad y tipo de tratamiento.

La terapia recomendada para este padecimiento es el entrenamiento de coordinación y equilibrio con ayuda de un especialista.

Recuerda, mientras más rápido lo atiendas, mejor.

2.- Patología del tendón de Aquiles

Este tendón es el más voluminoso y resistente del organismo, por lo cual resulta más  susceptible a lesionarse.

Se emplea el término “tendinosis” para los casos de dolor crónico con cambios degenerativos.

Se presenta en deportistas que realizan carrera o caminata, el dolor aparece durante la realización de estas actividades.

Cuando solo se presenta dolor crónico, se denomina “tendiopatía”. Esta se caracteriza por el dolor en el movimiento y flexión del tobillo.

Para ambos casos se sugiere modificaciones en el calzado, antiinflamatorios  y distintos modalidades de terapia física.

3.- Disfunción del tendón tibial posterior

Este tendón actúa como el principal estabilizador del arco interno del pie. Su función consiste en realizar la flexión plantar del tobillo y la inversión del pie.

Cuando no puede realizar su cometido, se produce una deformidad que causa pie plano en los adultos.

Algunos factores de riesgo que intervienen en esta patología incluyen:

  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Inyección de esteroides.

Una señal de que posiblemente se esté sufriendo de este síndrome, es la dificultad o incapacidad para ponerse de puntillas sobre un solo pie.

Es recomendable realizar ejercicios de estiramiento, ya que estos han demostrado ser beneficiosos para liberar algo de la presión sufrida.

Sin embargo, para determinar el tratamiento más adecuado, es necesario conocer la intensidad de los síntomas y el grado de flexibilidad de la deformidad con la ayuda de un fisioterapeuta.

4.- Fascitis Plantar

Blog-Redica-Pie-y-Rodilla (1)

La fascia plantar es la encargada de proporcionar soporte al arco del pie y amortigua las fuerzas que se ejercen sobre ella.

Factores de riesgo:

  • Obesidad.
  • Disminución de la flexión del tobillo.
  • Pies planos.

Lo síntomas se presentan con dolor de planta del pie al dar los primeros pasos de la mañana al levantarse.

Al acudir con un especialista en podología, al comienzo de los síntomas, su evolución puede disminuir.

5.- Metatarsalgia

Consiste en el dolor en la superficie de la cabeza metatarsianas, la parte de la planta justo detrás de los dedos del pie.

Este padecimiento puede deberse a:

  • Actividad fìsica intensa.
  • Deformidades del pie.
  • Sobrepeso.
  • Calzado inadecuado.
  • Fracturas por fatiga.

El uso de plantillas puede ser efectivo, ya que distribuyen el peso corporal en toda la planta y ayudan a estabilizar el pie.

Sin embargo, existen diversas técnicas que en conjunto con las plantillas generan mejores resultados en menor tiempo.

Este tipo de padecimientos pueden interpretarse como simples efectos de cansancio o exceso de actividad física, no conviene ignorar el dolor si pasan algunos días y no mejora.

Visita a uno de nuestros especialistas en caso de sentir dolor intenso en alguna de las áreas mencionadas.

Raúl-Hernández-Podólogo

Pod. Raúl Hernández Serrano

Especialista en podología y ortopodología de Rédica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *