Codo de tenista: Una enfermedad que puede afectar a cualquiera

Blog-Redica-Codo-De-Tenista (2)

El tenis es uno de los deportes individuales más completos que existen y para practicarlo es necesario tener una excelente condición física.

En este y otros deportes como el pádel o el boliche se utiliza constantemente el brazo para mover la raqueta o lanzar la bola.

Este tipo de esfuerzos repetitivos de la muñeca y el brazo, sin el descanso necesario, provoca lesiones que pueden generar dolor en las articulaciones y afectar el desempeño del deportista.

2 claros síntomas del codo de tenista

Una lesión común en los deportes que involucran mover constantemente el brazo es la epicondilitis, mejor conocida como “codo de tenista”.

Surge cuando existe una sobrecarga en los tendones del codo por actividades que implican realizar movimientos repetitivos.

Cuando  la epicondilitis se manifiesta aparecen 2 síntomas:

  • Dolor en la zona lateral del codo que puede extenderse al antebrazo
  • Sensación de debilidad acompañado de pérdida de fuerza en la mano.

Estos síntomas tienden a aumentar de manera gradual y pueden provocar que la persona abandone la actividad física por un tiempo prolongado.

¿Solo las personas que practican tenis pueden padecerla?

Blog-Redica-Boliche-Codo-De-Tenista (1)

Por supuesto que no, la epicondilitis no es un padecimiento exclusivo de las personas que practican el tenis.

Existen otros deportes como: badminton, boliche, pádel, squash y frontón en dónde también es común padecer esta afección.

Otras actividades manuales repetitivas y con mucho esfuerzo en los brazos que pueden ser causa de la epicondilitis son:

  • Peluqueros,
  • Carniceros,
  • Mecánicos,
  • Albañiles,
  • Carpinteros y
  • Cocineros.

¿Cuál es el tratamiento adecuado para recuperarse?

Los aparatos ortopédicos, los antiinflamatorios y el reposo permiten que la inflamación de los tendones disminuya, lo cual alivia el dolor.

Aunque estos no aseguran que el dolor desaparezca por completo.

De hecho, el codo de tenista puede tener una duración de unos 6 a 9 meses, aún si se sigue el tratamiento adecuado.

La mejoría de esta enfermedad se logra mediante la educación del paciente y la modificación de actividades que provocan la inflamación de los tendones.

Para que el tratamiento sea efectivo, el punto más importante es la terapia física, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento que favorecerán a una pronta recuperación.

También te puede interesar: “5 grandes beneficios de la fisioterapia

Nuestras recomendaciones

Blog-Redica-Recomendaciones-Codo-De-Tenista (3)

No es recomendable el reposo absoluto a menos que el dolor sea extremadamente agudo.

Sin embargo, sí es aconsejable evitar o realizar con menor intensidad aquellas actividades laborales, domésticas o deportivas que propicien el dolor en el codo y el antebrazo.

Si no se trata correctamente la lesión puede empeorar, al punto de hacer difícil el llevar a cabo ciertas actividades como sostener una raqueta y agarrar o sostener objetos.

Para evitar llegar a esta situación, es recomendable acudir con un fisioterapeuta quien te ayudará a reducir el dolor y mejorar la calidad de los movimientos durante tus actividades.

Kryzia-Ojeda-Fisioterapeuta-en-Mérida

LFyR. Kryzia Angélica Ojeda Sánchez

Fisioterapeuta en Mérida

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *